¿Cómo se interpreta la experiencia diaria desde el constructivismo?

1 voto

perspectiva1Como decía en el “post” anterior, el significado –alegría, bienestar o tristeza, malestar– que asignamos a cada una de las cosas que nos suceden depende de la construcción que hasta el momento hayamos hecho de nosotros y de lo que nos rodea.

Así pues, mientras que el hecho o la situación nos alegre o por lo menos no nos cause un problema, aquí no pasa nada, no nos damos ni cuenta y seguimos con nuestras convicciones.  Si la experiencia, aunque nos afecte, no toca profundamente nuestras convicciones, nuestros valores, y entendemos que cuadra en nuestra interpretación de la vida, no pasa mucho… nos ponemos tristes o nos angustiamos un poco… unos días, unas semanas y nada más.

Pero ¿qué hacer cuando la experiencia nos hace sentir especialmente mal porque descuadra de manera importante con nuestra construcción de la vida?

No voy a decir que la solución sea sencilla porque la carga educativa, familiar, social, cultural, vivencial, etc. que nos acompaña hasta el momento pesa mucho y de hecho es lo que ha hecho que interpretemos el hecho como lo interpretamos, pero es factible porque de la misma manera que a través del tiempo hemos creado una perspectiva, podemos crear otra en la que la experiencia vivida tenga un significado aceptable y con el que sentirnos bien.

En eso trabajamos en terapia desde la psicología constructivista.

Más detalles en la próxima entrega

Javier Hinojosa
Psicólogo General Sanitario – Psicoterapeuta
Colegiado en el COPC con el nº 21.144
Terapia individual – De pareja – Familiar y De Grupo
Posibilidad de Terapia online y a domicilio
Consulta en Mataró (Barcelona) – Tel. 630 251 721
Resumen
Título
¿Cómo se interpreta la experiencia diaria desde el constructivismo?
Descripción
El significado –alegría, bienestar o tristeza, malestar-- que asignamos a cada una de las cosas que nos suceden depende de la construcción que hasta el momento hayamos hecho de nosotros y de lo que nos rodea.
Suscribirme al blog