El Trastorno Afectivo Estacional

2 votes

Trastorno Afectivo EmocionalExisten algunas personas que al llegar esta época del año comienzan a sentir cansancio, aumento del sueño, aumento del sedentarismo, aumento de peso, mayor deseo de comer dulces, disminución del deseo sexual, tristeza, aislamiento social, pérdida de interés por actividades que antes realizaban, dolores de cabeza, irritabilidad…, en resumen síntomas de lo que se conoce como trastorno afectivo estacional (TAE), una clase de depresión que, sin llegar a ser una depresión mayor, aunque puede derivar en ella, suelen sufrir cada año aquellas personas que ya de por sí tienen tendencia al estado depresivo y que se les acentúa en otoño. Los estudios sobre el tema dicen que este tipo de depresión afecta más a mujeres que a hombres, especialmente en edades comprendidas entre los 20 y 40 años y que disminuye a medida que se envejece, siendo más acentuada si va acompañada de otras circunstancias desfavorables como una ruptura de pareja o pérdida de un ser querido, la situación de desempleo, problemas económicos, etc.

Parece ser que el origen de este trastorno está en la disminución de la luz solar, por eso comienza hacia los meses de octubre – noviembre y disminuye hacia marzo – abril y sería algo parecido al estado de hibernación o de disminución de la actividad que adoptan muchos animales al llegar esta época, lo que también explicaría su mayor prevalencia en los países del norte y ese “los días nublados me siento raro” que manifiestan algunas personas. Con la disminución de la luz, el organismo tiene mayor dificultad para generar serotonina y más facilidad para producir melatonina (ambos procesos están estrechamente relacionados), de manera que por un lado, los niveles bajos de serotonina serían los causantes de los síntomas depresivos y los niveles altos de melatonina, los generadores de los síntomas de cansancio y somnolencia tan característicos de este trastorno.

Al parecer ser un trastorno meramente bioquímico, se podría pensar que se puede solucionar con medicamentos antidepresivos o con alguno de esos suplementos con base de triptófano que se dispensan sin receta médica y que en esta época del año suelen anunciar en la televisión, y poderse hacer, se puede, pero no es recomendable hacerlo a la ligera ya que no hay que olvidar que estamos hablando de hormonas y que un exceso en su consumo puede producir graves alteraciones físicas y emocionales, dependencia y efecto rebote. Por otro lado, aunque la terapia de luz, esto es, en pocas palabras, la aplicación de luz de espectro total (caja de luz que simula el espectro de luz solar que llega a la Tierra) por la mañana, diariamente y en unas dosis controladas, parece mejorar los síntomas sin graves efectos secundarios, algunas personas han relatado aumento de la irritabilidad, fatiga o dolores de cabeza, de lo que se deduce que, antes de recurrir a alguno de estos remedios, siempre será más aconsejable recurrir a la exposición a la luz solar.

Estudios recientes parecen indicar que la psicoterapia es el método que se muestra más eficaz sola o en combinación con la terapia de luz ya que incide sobre los pensamientos y conductas que facilitan el TAE actuando además como método preventivo para los años siguientes, así, mientras que una persona que utilice medicamentos o terapia de luz, seguramente deberá de hacerlo cada año al aparecer los síntomas, lo cual resulta incómodo, unas cuantas sesiones de psicoterapia facilitan que el individuo aprenda como debe de reaccionar y utilice esas técnicas en el futuro.

Así que, si al llegar esta época comienzas a sentir estos síntomas primero pregúntate si tienes algún motivo para sentirte así, y si no lo encuentras, sal a pasear y a tomar el sol cuando puedas y a esperar a la primavera, que ya vendrán “tiempos mejores”, o dirígete a un psicólogo para que te ayude.

Javier Hinojosa
Psicólogo General Sanitario – Psicoterapeuta
Colegiado en el COPC con el nº 21.144
Terapia individual – De pareja – Familiar y De Grupo
Posibilidad de Terapia online y a domicilio
Consulta en Mataró (Barcelona) – Tel. 630 251 721
Resumen
Título
Trastorno Afectivo Estacional
Descripción
El Trastorno Afectivo Estacional es una forma de depresión relacionada con la disminución de la luz solar, que afecta a algunas personas al llegar el otoño.
Autor
Suscribirme al blog

Deja un comentario